Make your own free website on Tripod.com

                                 PINOCHO Y SU AVENTURA CON EL AGUA                                                                                             

 

Un día el niño de madera llamado Pinocho, fue visitado por la Hada Azul y le llamó la atención porque como era de madera y no sentía nada, no cuidaba el agua. El Hada le puso una tarea, que si cuidaba el  agua, le concedería el deseo de convertirlo en un niño de verdad y que no dijera mentiras, porque si no le crecería la nariz. Pinocho abrazó al Hada y prometió cuidar el agua. A la mañana siguiente Gepeto papá de Pinocho lo levantó para que fuera a la escuela, como Pinocho era de madera y no se podía bañar ni lavarse los dientes todas las mañanas que se levantaba, abría la llave de la regadera y dejaba correr el agua y se imaginaba que se bañaba, también le habría a la llave del lavamanos y dejaba correr y solo se tallaba los dientes con el cepillo seco e imaginaba que los estaba lavando como u niño normal, pero Gepeto le  decía que no estaba bien que hiciera eso, que el agua es un recurso que se agota y que debía cuidarlo aunque no lo pudiera usar, pinocho se quedaba callado y también recordaba al Hada  a la que la había hecho la promesa de cuidar el agua, pero como era un niño muy distraído lo seguía haciendo. En la escuela Pinocho se ponía a juguetear con sus amigos y empezaban arrojarse agua de los bebederos desperdiciándola una vez y así pasaron los días hasta que llegó el Hada  para ver como se estaba portando Pinocho, pinocho, le dijo el Hada,

¿Haz cuidado el agua?, pinocho contestó sí, y se le estiro la nariz; pregunto de nuevo el Hada ¿ya no abres la llave de la regadera por las mañanas?, no contestó Pinocho y se le estiro mas la nariz; volvió a preguntar el Hada ¿sigues tirando agua en la escuela?, no contesto Pinocho y se le volvió a estirar la nariz; a lo que la Hada comprendió que Pinocho no estaba comprendiendo lo lección. Pinocho tenía preparado un día de campo con su papa Gepeto y como no podían llevar muchas cosas llevaron solo lo necesario, y como Pinocho no tomaba agua, pues su papa solo llevaba la ración necesaria para él; entonces el Hada decidió convertir en niño al pinocho cuando despertara de la primera noche del día de campo. Cuando amaneció pinocho ya no era de madera, era un niño normal, Gepeto se puso muy feliz y los dos lloraron de alegría, entonces Pinocho sintió como corrían las lágrimas por sus mejillas y sintió el agua por primera vez;

Pero ¡oh! Problema , la ración de agua de Gepeto ya casi se agotaba y ahora eran dos personas, y Pinocho con la novedad de que ya era niño de verdad y con su curiosidad de sentir como se sentía tomar agua, se bebió hasta la ùltima gota que les quedaba. Gepeto vio la necesidad de regresar, pero el camino era largo. Cuando iban a medio camino de regreso a casa pinocho no aguantó la sed y empezó a llorar, entonces empezó a recordar lo que le había prometido al Hada y se dio cuenta de la importancia de cuidar el agua; el camino parecía con la sed mas largo y el seguía chillando y recordaba también a su papa cuando le llamaba la atención por no cerrar las llaves de agua, de pronto se quedo dormido y cuando llegaron a casa su papa lo despertó echándole agua en su cara , el despertó rápidamente y se prendió de la llave del agua. Después de esto Pinocho se convirtió en el niño mas responsable de su aldea y de su escuela, cuidaba mucho el agua enseñaba a los demás niños sobre el cuidado del agua, cuando volvió el Hada, pinocho la abrazó y le dio las gracias por haberle convertido en niño y por darle esa buena lección .

 

FIN

                                 ATRÁS